5 reglas para paseo que todo buen tutor debe de conocer

Etiqueta Perruna

El paseo es una parte importante de tu día a día con tu perro. Parecería que con el solo hecho de tener perro, deberíamos entendernos y compartir una filosofía única sobre lo que debería pasar en los paseos. Tal vez eres de los que quiere que tu cachorro socialice y siempre estás soltando la correa para que se acerque a perro que ves. O eres de los que están en el otro extremo y salen huyendo en cuanto ven un perro, porque tienen un perro reactivo.

No todos los perros son iguales. Mientras que unos son muy sociales y les encanta conocer a tanto a humanos como perros, hay otros perros que sienten un miedo pavoroso y se estresan cuando se les acerca un perro.
Es importante que como tutor, siempre estes alerta de tu perro y de los perros en tu entrono, respetando a los demás. Así todos podrán tener el paseo que necesitan, pero sobre todo el mejor paseo posible.

Reglas Básicas

Para tener buenos paseos incluimos 5 reglas, que ayudarán a que todos tengan en un entorno urbano paseos súper agradables:

1) Usa correa.

Esta es la regla más importante y muestra un alto nivel de respeto hacia los demás. Si ya se que hay mucha gente que tiene entrenado a su perro para que camine sin correa, que te gusta que te acompañe cuando visitas el café y deambule por las mesas o que solo se la quitas para jugar en el parque. El problema es cuando no tienes control para evitar que se acerque a otros perros o humanos, no tiene un buen llamado (es importante trabajarlo) o no es muy bueno tu perro para entender las señales de otros perros, por más divino que está tu peludo, no todos quieren que se les acerque tu perro y la correa es la única manera de evitarlo.

2) Se considerado con los demás.

Esto es para tanto humanos, perros como lugares o casas de tus vecinos. Sujeta la correa para evitar que les brinquen a otras personas. También mantén a tu perro cerca cuando vas a pasar a otras personas o estás haciendo una parada técnica. Evita obstruirles el paso a los peatones, que se tropiecen con tu correa o que ya no tengan espacio por donde pasar. Y si ves letreros o lugares en los que está prohibido que haga del baño tu perro, trata en la medida de lo posible, de buscarle otras opciones para ir al baño.

3) Siempre ve alerta.

Los paseos son una gran oportunidad para establecer una conexión con tu perro. Evita accidentes por estar viendo tu celular o hablando por teléfono. Recomendamos siempre salir al paseo con premios y además trabajar en mantener la atención de tu perro en ti. Así si hay algo estresante que pasa, los dos siempre tendrán la herramienta de enfocarse en disfrutar su paseo juntos.

4) Limpia lo que deje tu perro.

Carga con bolsas extras. No solo es malo para el medio ambiente, sino también es terrible cuando alguien la pisa. Gente que no recoge detrás de su perro, le da una mala reputación a la tribu perruna, no seas esa persona mala onda.

5) Aprende a leer a lenguaje corporal de tu perro y de los demás, para ayudarlos durante su paseo.

La cola entre las patas, jaloneo con orejas hacia atrás podrían indicar estrés de tu perro. Quieres ver colas relajadas moviéndose libremente, orejas relajadas y si ves que se para para ver algo, prepárate para cambiar de dirección o tomar más fuerte la correa. Si le brinca a un perro, se le acerca o le ladra, cambia de rumbo, haz algo. No dejes a tu perro acercarse a otro perro cuando el otro perro está yendo al baño. Y si te quieres acercar, SIEMPRE pregúntale al humano si es posible antes de soltar la correa.
Es importante que estés alerta de perros o humanos que no quieren tener una interacción.

Sin duda el paseo debería ser un espacio para relajarte, para disfrutar salir con tu perro. Nos encantará saber en los comentarios, que otras cosas consideras que son reglas obligadas del paseo.